La Pimienta

Son muchas las variedades de este fruto que es cultivado desde la antigüedad y originario de la India. Su uso se generaliza en Europa en la edad media con el auge de la ruta de la seda.

La pimienta era molida y se utilizaba para contrarrestar el sabor de los alimentos en descomposición.

La palabra pimienta proviene del Latín pigmentum que significa pigmento, colorante.

Los romanos empezaron a utilizarla en Egipto como afrodisíaco por el acaloramiento que provoca su ingestión, también fue considerada como estimulante sexual en la edad media.

La más conocida y utilizada sin duda es la negra, pero no menos accesible es la blanca, la verde, rosa o la roja también conocida como pimienta de cayena.

Los distintos colores de la pimienta son el resultado de su punto de recolección y maduración.

Así entonces la pimienta negra es la pimienta recolectada a medio madurar que se deja secar y se arruga, la blanca se recolecta muy madura y se macera en agua para quitarle la piel, quedando así la semilla blanca y la pimienta verde y rosa son recolectadas muy inmaduras y maceradas en salmuera extrayéndose cada una en momentos distintos de la maceración.

La pimienta pierde sabor y aroma una vez molida por lo que es muy importante y recomendable mantener los granos de pimienta enteros hasta el momento de ser utilizados. Lo ideal es molerlos en la propia mesa o cocina con molinillos de pimienta.

Los molinillos de pimienta han sido usados en las cocinas europeas desde el siglo XIV.

En la actualidad contamos con todo tipo de modelos a nuestro alcance como molinillos de pimienta eléctricos, los clásicos morteros o los molinillos con salero incorporado.

Comprar Molinillo de Pimienta y Sal | Tristar PM4005 al mejor precio: 27.71€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.